61 PERSONAS SE SUICIDAN CADA SEMANA EN ESPAÑA

Tras meses esperando a que el Instituto Nacional de Estadística se dignara a publicar las estadísticas de suicidio en el año 2011 (que ya estamos en el 2013), el día 27 de febrero por fin han decidido hacerlas oficiales, englobadas en un informe relativo a las "Defunciones según la causa de Muerte". 

En la Nota de Prensa, de ocho páginas, han decidido dedicarle línea y media a este trama que se cobra la vida de 61 personas por semana en nuestro país. Lo copio literal: 


"El número de suicidios se situó en niveles muy similares a 2010, con 3.180 fallecidos. El suicidio continúa siendo la primera causa externa de defunción".  

Eso es todo. Así son las estadísticas. No solo no recogen deficientemente los supuestos, sino que además resultan fríos, desoladores, por todo lo que arrastran a su alrededor. 

Digo lo primero porque, al igual que existe una cifra oscura en el mundo del crimen (más en el de cuello alto parece ser), también se hace evidente en este tema. A menudo, los intentos de suicidio que culminan en muerte no inminente no acaban contabilizándose como tales, apareciendo como consecuencia de las enfermedades que acarrean el intento. En otras, sigue existiendo la cultura del miedo, esa que lleva a las familias a tratar de silenciar los hechos, por vergüenza a menudo. 

Hablamos de algo menos de 9 suicidios consumados al día.
Hablamos de casi 61 suicidios consumados a la semana.
Hablamos de 3.180 en 2011, frente a los 3.145 del año 2010.
Hablamos de 1.000 personas más que los que mueren en accidentes de tráfico, de los que tanto nos tratan de sensibilizar los organismos oficiales (bien hecho, por otra parte).

Vale. Los damos por buenos. Ya dan miedo de por sí. La pregunta incierta y terrorífica sobre la que se publican datos aproximados en algunas comunidades es: Si lo consiguen 60 personas a la semana, ¿Cuántos lo intentan? ¿Lo multiplicamos por tres? ¿Por cinco? ¿Por diez? ¿Podríamos hablar que semanalmente hay unas trescientas personas que intentan quitarse la vida en España? Pónganlas en fila. ¿Puede pensar alguien en su sano juicio que esto solo afecta a personas con trastornos mentales? ¿Y esto merece línea y media de análisis en un informe del INE?

Las causas son complejas. En dos post anteriores de este Blog se trataban de analizar:

El primero, "La sangría del suicidio en España", hablaba de los datos de 2010 y apuntaba al dolor de las familias y a aspectos vinculados a la crisis, directa o indirectamente. Un horrible camino que puede partir de la pérdida de un trabajo, del incremento de la tensión familiar, del deterioro de las relaciones, de la pérdida de ayudas (Ahora agravadas por los recortes en la sanidad), etc.

El segundo, "Sobre Suicidios y Desahucios", para el que conté con la colaboración del periodista Antonio Maestre, trataba de dar respuesta a la asociación que se ha establecido en los últimos meses con esa ignonimia consentida que es privar a las familias de su alojamiento, por vivir en una sociedad sostenida por un modelo económico que les elimina del mercado de trabajo y de la obtención de ingresos. Es la trampa perfecta de un sistema que excluye pero que, como vemos a diario, también mata. No es cuestión de ricos y pobres, sino de vivos y muertos. 

Así, se explicaba cómo debían de tratarse estas noticias en los medios, ahondando en la ética periodística, pero dejando claras las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud al respecto, que en nada se parecen al mito ridículo y venenoso que dice que de los suicidios no se puede hablar. Hablen, sí, háganlo, para denunciar el silencio y el dolor de los familiares, la falta de ayudas, etc. Pero no den detalles de los métodos que emplean los suicidas. No amarilleen un problema que solo huele a sangre y a llanto. 

Muchos, en sus comentarios, me atacaron por querer decir que el silencio y la percepción de vergüenza en la que se sumían los familiares, tenía relación directa con los valores del catolicismo, tan arraigados en nuestra sociedad. En este segundo artículo pueden leer una noticia de hace más de un siglo, donde ya se da cuenta del "suicidio" como una "vergüenza" a ocultar. Para ello, me explicaron que las tasas en países nórdicos eran mayores. Pues bien. A mí nunca me sirvió el consuelo de los tontos. Las cifras son infumables, requieren un plan de actuación (algo se avanzó tímidamente en el Congreso a finales de 2012) y que alguien se tome en serio esto de una vez.

Seguiremos denunciando. Aunque se nos sigan maquillando los datos. 



Comentarios

  1. Desgraciadamente las cifras van en aumento debido a la situación de nuestro país.
    ¿Hasta que punto y que se le tiene que pasar a alguien por la cabeza para llegar a suicidarse?¿no se puede hacer nada para que estas cifras sean cada vez menores?


    http://marcomonterofer.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. asi a bote pronto,sin hilar....

    muchas veces no lo consigues a la primera,no sé las estadisticas,pero un tanto por ciento muy elevado lo vuelve a intentar hasta conseguirlo,los medicos de atencion primaria ni nombran la palabra suicidio,son intentos autoliticos....

    en salud mental te medican,y se creen que con prozac ya esta todo solucionado,no puedes hablarlo con nadie,te sientes avergonzada y culpable y tonta por no haber sabido hacerlo....

    y para pensar en suicidarte y acabar con tu vida,no es por un desahucio,son multitud de problemas que no sabes getionar,y que nadie sabe ayudarte.

    y,efectivamente,la familia lo esconde,por verguenza....

    todo un mundo de muerte,alrededor de la vida.

    como siempre,un gustazo leerte.

    ResponderEliminar
  3. LA ESTADISTICA COMPLETA INDICA QUE EL 13% DE LOS SUICIDIOS SON MUJERES QUE EN SUS DATOS CONSTABAN QUE HABIAN ABORTADO POR PROPIA VOLUNTAD...
    ...COMO YA SABEIS ESOS DATOS PERTENECEN A LA ESTADISTICA COMPLETA Y NO SESGADA QUE APLICANDO LOS DATOS BAJO LA LOPD NO SON REVELADOS INDIVIDUALMENTE SINO COMO SIMPLES NUMEROS EN LOS CUESTIONARIOS ESTADISTICOS, LO CUAL PODRIA ELEVAR SENSIBLEMENTE ESE PORCENTAJE...
    EL QUE "QUIERA" Y "PUEDA" QUE LO INVESTIGUE A FONDO.
    "IXTAB"

    ResponderEliminar
  4. el numero de suicidios inmersos en proceso de separación durante el año 2006: 630, de un total de 3.716 suicidios de varones frente a 2.753 de mujeres.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario